Hoy es Miercoles 22 de Noviembre del 2017

Origen

FUNDADORA Descripción: jcmfinal1a.jpgEl origen de la ORDEN DEL VERBO ENCARNADO será íntimamente unido a la elección de una gran mujer del siglo XVII, JEANNE CHÉZARD DE MATEL.

Oriunda de Roanne, Francia, Jeanne nace el 6 de noviembre de 1596 en la finca denominada el Castillo de Matel. Su familia paterna, originaria de Florencia, descendía de la antigua Casa de los Cesari, que ocupaba un rango distinguido entre la nobleza toscana. El abuelo, soldado de la armada de María de Médicis, había emigrado a Francia cuando la princesa se casó con Enrique IV.

Desde pequeña, Jeanne de Matel se siente fuertemente atraída por Dios y comienza a cultivar una amistad con Él hasta llegar a experimentar, ya en la juventud, los más altos grados de oración que la caracterizan como una de las más grandes contemplativas de la espiritualidad francesa del siglo XVII.

El 25 de agosto de 1615, en la oración, tiene una experiencia nupcial que irá creciendo y madurando a lo largo de su vida, toda ésta, entregada  a la contemplación y adoración del Verbo Encarnado, a la educación de la niñez y de la juventud y a dirigir espiritualmente a varias personas.


fundadores

 
 
El 2 de julio de 1625, se fundó la Congregación del Verbo Encarnado,  después de haber obtenido la autorización del R. P. Bartolomé Jacquinot, Jeanne Chézard deja el Castillo de Matel y acompañada de dos jóvenes inicia la primera comunidad en una casa que habían desocupado las Ursulinas. Escribe entonces las Primeras Constituciones, y en 1627 se traslada a Lyon donde el Arzobispo de Mirón le permite comenzar la Orden que se establecería en medio de grandes contradicciones


Muchos fueron, los sufrimientos de la Madre de Matel por la fundación de sus monasterios, especialmente los últimos siete años de su vida en París, tiempo en el que se convierte en el blanco de una serie de humillaciones y vejaciones hacia su persona y la de sus hermanas al ser usurpado injustamente, por la autoridad eclesiástica, el monasterio de París.

Sin embargo, en medio de tantas contradicciones, invadida de una dulce y serena paz, la M. de Matel entrega definitivamente su espíritu al Señor, la madrugada del 11 de septiembre de 1670, después de haber recibido el Hábito de la Orden y emitido su Profesión Solemne, repitiendo por tres veces, antes de morir, el Nombre de Jesús.

 

ENCARNACIÓN DEL VERBO EN TIERRAS MEXICANAS

En el año de 1852 llegan a América cuatro religiosas francesas del Verbo Encarnado, que desembarcaron en el Puerto de Santa Isabel en la ciudad de Brownsville, Texas. Esta ciudad viene a ser la segunda cuna de la Orden del Verbo Encarnado en América, por su fecundidad no sólo en Estados Unidos, sino también en la República Mexicana. Las religiosas del Verbo Encarnado llegan a México por primera vez a San Juan Bautista (hoy Villahermosa, Tabasco) en el año de 1894 a solicitud de Mons. Amézquita.

 

FUNDACIÓN EL PRIMER GENERALATO EN AMÉRICA Descripción: http://www.nuevagalicia.edu.mx/sites/www.nuevagalicia.edu.mx/files/image/acerca/9.jpg

Hasta 1929 todas las religiosas del Verbo Encarnado vivían en monasterios autónomos, es decir, cada uno con un gobierno independiente de los otros monasterios de la Orden.

La madre Solís, apoyada por los obispos de Matehuala, SLP, Chilapa y Cd. de México, realizó los trámites correspondientes en Roma, recibiendo una respuesta positiva el 17 de abril de 1929, quedando así establecido el primer Generalato de la Orden del Verbo Encarnado. Actualmente la Orden de Religiosas del Verbo Encarnado cuenta con cuatro generalatos en Estados Unidos, dos en México y varios monasterios independientes.